LA MANZANA DORADA

FICHA ARTÍSTICA

El Gordo

Xilo Ferreira

El Flaco

Mónica Adán

 

Dirección

Juan Rivas

Ayudante de Dirección

Mónica Adán

 

FICHA TÉCNICA

Iluminación

Octavio Gómez

Vestuario

Fernando Vidal

Dirección de Arte

Jan Kadelevans

Espacio Escénico

La Perturbación

Sonido y Audiovisuales

Jan Kadelevans

Fotografía

Angelo Busse

Edición de Vídeo

David Meier

Diseño gráfico

Jose Carlos Ruiz Martínez

 

EL

GORDO

Y EL

FLACO

 

DE JUAN MAYORGA

EL ESPECTÁCULO

La obra de Juan Mayorga versa sobre los arquetípicos personajes Laurel y Hardy. O si cabe, de dos individuos que pretenden serlo. Dos igual a relación, relación igual a tensión, tensión igual a ruptura. Un reflejo de la cotidianeidad a la que la sociedad se ha acostumbrado. Las dos caras de la moneda, no siempre llueve a gusto de todos. Por momentos amigos, por momentos pareja, por momentos compañeros de trabajo... El género ha sido derrocado, él o ella, ella o él, él o él, ella o ella... que más da.

 

NECESIDADES TÉCNICAS

(Este se montaje adaptará sus necesidades técnicas a la equipación existente en la sala)

Iluminación:

Recortes 25o/50o - 5 Ud. Recortes 15o/30o - 3 Ud. PC 1 Kw. – 27 Ud.

Par Cp 60 – 5 Ud.

Par Cp 62 – 5 Ud. 1 Proyector de vídeo.

Duración del montaje: 6 horas. Duración del espectáculo: 65 min.

DOSIER

PDF >>>>>>

VISIÓN DEL DIRECTOR

Si el teatro existe probablemente es porque el mundo es, si cabe, demasiado real. El teatro está distante o casi fuera del mundo, aun sabiendo que éste, está ahí, que existe. Por eso mismo, el teatro sólo existe porque hay algo fuera de él: la humanidad. Una de las principales fuentes de inmersión que cabría considerar en el teatro de Juan Mayorga es, sin duda alguna, el carácter historicista de sus visiones acerca de la humanidad, que dormita en el corazón de sus obras esperando a ser despertado. Según Mayorga “el pasado lo estamos haciendo a cada momento”, “el pasado está ante nosotros tan abierto como el futuro”. Partiendo de estas premisas se practica una incisión sobre dos personajes cotidianos que, inmersos en el texto propuesto, nos trasladan al estado de la realidad de las relaciones humanas.

Las personas son reflejos de sus acciones; éstas constituyen los personajes. El personaje es un compendio de ideas, sobre todo en un sentido platónico: la forma que adoptan para darse a conocer debe hacerse materia, engendrarse, encarnarse como actante. Su teatro propone un imaginario que necesita de los cuerpos. La misión del actor siempre ha de ser morir para que el personaje cobre vida, ha de descomponerse para que, a través de él, se haga visible. Sólo así podrá emerger la obra desmenuzada del fondo de la cocina, de dentro del horno, caliente, lista para servir, cocina para humanos.

<--- VOLVER La manzana dorada S.Coop..
info@lamanzanadorada.eu
Mónica Adán: 697 668 888 - Marina Rubiales: 649 660 874